San Cipriano

2020-04-17

Prayer Saint Cyprian to find me

鉁 Hechizo de San Cipriano para localizar art铆culos perdidos y tambi茅n para convocar a amantes perdidos 鉁

S茅 que ambos recibir谩n con gusto estas noticias y que desean que se ordenen en nuestra iglesia tantos como sea posible. Y como el gozo es siempre apresurado, y el gozo no soporta demora, 茅l lee en el d铆a del Se帽or, mientras tanto, para m铆; es decir, ha iniciado la paz al entrar solemnemente en su oficio de lector.

Por lo tanto, habiendo sido presentada ante m铆 toda esta transacci贸n, decid铆 que el presbiterio deber铆a reunirse; (porque estaban presentes cinco obispos, que tambi茅n estaban presentes hoy;) para que por un consejo bien fundamentado se pudiera determinar con el consentimiento de todos lo que deber铆a observarse con respecto a sus personas. Y para que conozcas el sentimiento de gloria oracion todos, y los consejos de cada uno, decid铆 tambi茅n hacerles saber nuestras diversas opiniones, que leer谩s a continuaci贸n. Cuando terminaron estas cosas, M谩ximo, Urbano, Sidonio y varios hermanos que se hab铆an unido a ellos, vinieron al presbiterio, deseando con fervorosas oraciones que lo que se hab铆a hecho antes cayera en el olvido, y no se pudiera hacer menci贸n de ello.

; y prometiendo que de ahora en adelante, como si nada se hubiera hecho ni dicho, y siendo perdonado todo de ambos lados, ahora mostrar铆an a Dios un coraz贸n limpio y puro, siguiendo la palabra evang茅lica que dice: “Bienaventurados los de limpio coraz贸n, porque ellos ver谩n a Dios “. Lo que quedaba era que la gente fuera informada de todo este procedimiento, para que pudieran ver a esos mismos hombres establecidos en la Iglesia a quienes hab铆an visto y llorado durante mucho tiempo como vagabundos y dispersos.

Y esto tambi茅n lo observamos ahora en ustedes, que ustedes que est谩n separados de nosotros por las regiones m谩s extensas, se aprueban para estar, sin embargo, unidos a nosotros en mente y esp铆ritu. Porque as铆 como el Se帽or que habita en nosotros es uno y el mismo, 脡l en todas partes une y une a Su propio pueblo en el v铆nculo de la unidad, de donde su sonido ha salido a toda la tierra, quienes son enviados por el Se帽or r谩pidamente corriendo en el esp铆ritu de unidad; como, por otra parte, de nada sirve que algunos est茅n muy cerca y unidos corporalmente, si en esp铆ritu y mente difieren, ya que no pueden unirse en absoluto las almas que se separan de la unidad de Dios. “Porque he aqu铆”, dice, “los que est谩n lejos de Ti perecer谩n”.

Prayer Saint Cyprian to find me

Pero los tales sufrir谩n el juicio de Dios seg煤n su merecimiento, como se aparta de sus palabras que ora al Padre por la unidad, y dice: “Padre, concede que, como t煤 y yo somos uno, as铆 tambi茅n ellos sean uno en nosotros . ” Porque porque Cristo nos llev贸 a todos, en el sentido de que tambi茅n carg贸 con nuestros pecados, vemos que en el agua se entiende al pueblo, pero en el vino se muestra la sangre de Cristo. Pero cuando el agua se mezcla en la copa con vino, el pueblo se hace uno con Cristo, y la asamblea de creyentes se asocia y se une con Aquel en quien cree; cuya asociaci贸n y conjunci贸n de agua y vino est谩 tan mezclada en la copa del Se帽or, que esa mezcla ya no puede separarse.

Prayer Saint Cyprian to find me

Oraci贸n de San Cipriano para romper un hechizo de amor

De esta persecuci贸n, esta es la 煤ltima y 煤ltima tentaci贸n, que tambi茅n, por la protecci贸n del Se帽or, pronto pasar谩; de modo que, despu茅s del d铆a de Pascua, volver茅 a ser presentado ante ustedes con mis colegas, quienes, estando presentes, podremos tambi茅n arreglar para completar los asuntos que requieran ser hechos de acuerdo a su juicio y al consejo general de todos nosotros como se ha decidido antes. Pero si alguien, neg谩ndose a arrepentirse y a dar satisfacci贸n a Dios, cede al partido de Felic铆simo y sus sat茅lites, y se une a la facci贸n de los her茅ticos, h谩gale saber que no puede volver despu茅s a la Iglesia y comunicarse con los obispos.

Prayer Saint Cyprian to find me

Por tanto, le pedimos al presb铆tero M谩ximo que ocupara su lugar; el resto lo recibimos con gran aprobaci贸n de la gente. Pero remitimos todas las cosas al Dios Todopoderoso, en cuyo poder todas las cosas est谩n reservadas.

Aqu铆 tambi茅n enga帽贸 a uno de los presb铆teros, un paisano, y a otro, un di谩cono, para que tuvieran relaciones sexuales con esa misma mujer, la cual fue detectada poco despu茅s. Porque de repente se le apareci贸 uno de los exorcistas, un hombre aprobado y siempre de buena conversaci贸n en cuanto a disciplina religiosa; quien, estimulado tambi茅n por la exhortaci贸n de much铆simos hermanos que eran ellos mismos fuertes y dignos de alabanza en la fe, se levant贸 contra ese esp铆ritu inicuo para vencerlo; que adem谩s, por su sutil falacia, hab铆a predicho poco antes esto, que vendr铆a cierto tentador adverso e incr茅dulo. Sin embargo, ese exorcista, inspirado por la gracia de Dios, resisti贸 valientemente y demostr贸 que lo que antes se consideraba santo, era en verdad un esp铆ritu muy inicuo. Pero dejemos de lado por el momento estas cosas que hizo Esteban, no sea que, mientras recordamos su audacia y orgullo, traigamos sobre nosotros una tristeza m谩s duradera por las cosas que ha hecho malvadamente. Y sabiendo, concerniente a ti, que has resuelto este asunto, acerca del cual ahora hay una cuesti贸n, de acuerdo con la regla de la verdad y la sabidur铆a de Cristo; nos hemos regocijado con gran gozo, y hemos dado gracias a Dios por haber encontrado en hermanos colocados a tal distancia una unanimidad de fe y verdad con nosotros.

Tambi茅n har铆a que esa mujer caminara en el intenso invierno con los pies descalzos sobre la nieve helada, y no se molestar铆a o lastimar铆a en ning煤n grado por ese caminar. Adem谩s, dir铆a que se apresuraba a ir a Judea y a Jerusal茅n, fingiendo como si hubiera venido de all铆.

Conocida su voluntad, se reuni贸 un gran concurso de hermandad. Hab铆a una voz de todos, dando gracias a Dios; todos expresaban la alegr铆a de su coraz贸n con l谩grimas, abraz谩ndolos como si este d铆a hubieran sido liberados de la pena de la mazmorra. 驴No fuimos nosotros justamente inducidos por esa confesi贸n suya, para permitir que lo que hab铆an confesado ante el poder del mundo pudieran aprobarlo cuando se establecieran en la Iglesia?

  • Que pueda saborear la dulce belleza de sus aguas, que brotan de lo m谩s profundo de tu verdad.
  • Por lo tanto, al orar por las aguas de vida, oro para que t煤, la fuente de esas aguas, te entregues a m铆.
  • Dame, Se帽or Jes煤s, esta agua para que apague la ardiente sed espiritual dentro de mi alma y me purifique de todo pecado.
  • Se帽or, t煤 eres la fuente de la que deseo beber con todo mi coraz贸n.

Porque la gracia de Dios es poderosa para asociar y unir en el v铆nculo de la caridad y la unidad incluso aquellas cosas que parecen estar divididas por un considerable espacio de tierra, seg煤n la forma en que en la antig眉edad tambi茅n el poder divino asociado en el v铆nculo. de unanimidad Ezequiel y Daniel, aunque m谩s tarde en su edad, y separados de ellos por un largo espacio de tiempo, a Job y No茅, que estuvieron entre los primeros; de modo que aunque estuvieron separados por largos per铆odos, sin embargo por inspiraci贸n divina sintieron las mismas verdades.

De donde, adem谩s, nada puede separar a la Iglesia, es decir, el pueblo establecido en la Iglesia, perseverando fiel y firmemente en lo que ha cre铆do, de Cristo, de tal manera que impida que su amor indiviso permanezca siempre y adhiriendo. Por tanto, al consagrar la copa del Se帽or, no se puede ofrecer agua sola, como tampoco se puede ofrecer vino solo. Porque si alguno ofrece vino solamente, la sangre de Cristo se disocia de nosotros; pero si el agua est谩 sola, la gente se disocia de Cristo; pero cuando ambos se mezclan y se unen entre s铆 por una estrecha uni贸n, se completa un sacramento espiritual y celestial.

Queridos hermanos, les digo adi贸s de todo coraz贸n y que me supliquen en oraci贸n continua para que la misericordia de Dios sea suplicada. Tal persona, que no debe estimarse por sus a帽os sino por sus m茅ritos, merec铆a grados m谩s altos de ordenaci贸n clerical y un aumento mayor. Sepan entonces, muy amados hermanos, que este hombre ha sido ordenado por m铆 y por mis colegas que estaban entonces presentes.

Realiza un comentario