Oraciones

2020-05-16

Contenido

Prayer to Saint Cyprian for reconciliation

Esta carta mantuvo a la mayor铆a de los cristianos cartagineses fieles a la Iglesia. Se mantuvo en contacto constante con los cristianos cartagineses a trav茅s de sus ep铆stolas, y escribi贸 cartas a presb铆teros, confesores y m谩rtires. Algunos cristianos, quebrantados por la tortura, ofrecieron sacrificios a los dioses paganos. Estos cristianos ausentes apelaron a los confesores, pidi茅ndoles que les dieran lo que se llama una carta de reconciliaci贸n, es decir, un certificado para aceptarlos de nuevo en la Iglesia.

Casi todos los cristianos de Cartago vinieron a despedirse de su obispo y recibir su bendici贸n. Cuando se extendi贸 una nueva persecuci贸n contra los cristianos bajo el emperador Valeriano (), el proc贸nsul cartagin茅s Paternus orden贸 al santo que santa misa ofreciera sacrificios a los 铆dolos. Tambi茅n se neg贸 a dar los nombres y direcciones de los presb铆teros de la iglesia de Cartago. Enviaron al santo a la ciudad de Curubis, y el di谩cono Pontus sigui贸 voluntariamente a su obispo al exilio.

Convoc贸 a un s铆nodo de obispos para confirmarlo como el leg铆timo sucesor de Pedro. La gran controversia que surgi贸 como resultado de la virgen de guadalupe la persecuci贸n deciana fue si la Iglesia pod铆a perdonar y recibir de nuevo en la Iglesia a los que hab铆an apostatado en la cara.

Todas las almas, purgatorio

Prayer to Saint Cyprian for reconciliation

Todas las almas, purgatorio

Durante este tiempo se produjo un nuevo cisma, encabezado por el presb铆tero romano Novaciano, al que se uni贸 el presb铆tero cartagin茅s Novato, un ex adherente de Felic铆simo. Novaciano afirm贸 que aquellos que cayeron durante un tiempo de persecuci贸n no podr铆an ser readmitidos, incluso si se arrepintieron de su pecado. Adem谩s de esto, Novaciano con la ayuda de Novatus convenci贸 a tres obispos italianos durante la vida del obispo romano leg铆timo Celerinus para colocar otro obispo en la c谩tedra romana. Contra tal iniquidad, San Cipriano escribi贸 una serie de enc铆clicas a los obispos africanos, y luego un libro completo, Sobre la unidad de la Iglesia. Durante su ausencia, el santo autoriz贸 a cuatro sacerdotes a examinar la vida de las personas que se preparan para la ordenaci贸n al sacerdocio y al diaconado.

Era un amigo cercano del Papa Cornelio, y lo apoy贸 tanto contra el antipapa Novaciano como en sus puntos de vista sobre la readmisi贸n de ap贸statas en la Iglesia. San Cipriano naci贸 de ricos paganos alrededor del a帽o 190, y fue educado en los cl谩sicos y en la ret贸rica. Se convirti贸 a la edad de 56 a帽os, fue ordenado sacerdote un a帽o despu茅s y nombrado obispo dos a帽os despu茅s.

  • Se neg贸 a sacrificarse y agreg贸 que en tal asunto no hab铆a lugar para pensar en las consecuencias para 茅l.
  • El proc贸nsul ley贸 su condena y la multitud grit贸: “隆Seamos decapitados con 茅l!” Lo llevaron a los terrenos, a una hondonada rodeada de 谩rboles, al que treparon muchas personas.
  • En la ma帽ana del d铆a 14, una multitud se reuni贸 鈥渆n la villa de Sexto鈥, por orden de las autoridades.
  • Luego se quit贸 la dalm谩tica y se la dio a sus di谩conos, y se qued贸 en silencio con su t煤nica de lino esperando al verdugo, a quien orden贸 que se le dieran veinticinco piezas de oro.

En 253 Cornelio fue exiliado por el emperador Galo y muri贸 a causa de las penurias que soport贸 en el exilio. San Cipriano de Cartago ocupa el segundo lugar en importancia despu茅s del gran San Agust铆n como figura y Padre de la Iglesia africana.

Dios es uno y Cristo es uno, y su Iglesia es una; uno es la fe, y uno es el pueblo cimentado por la armon铆a en la fuerte unidad de un cuerpo鈥. Si somos herederos de Cristo, permanezcamos en la paz de Cristo; si somos hijos de Dios, seamos amadores de la paz 鈥. El d铆a que el santo lleg贸 al lugar del exilio tuvo una visi贸n que le auguraba un r谩pido final como m谩rtir. Mientras estaba en el exilio, San Cipriano escribi贸 muchas cartas y libros. Llevado ante el tribunal, fue puesto en libertad hasta el a帽o siguiente.

Prayer to Saint Cyprian for reconciliation

Sus escritos son de gran importancia, especialmente su tratado sobre La unidad de la Iglesia Cat贸lica, en el que sostiene que la unidad es basado en la autoridad del obispo, y entre los obispos, en la primac铆a de la Sede de Roma. En, 鈥淟a unidad de la Iglesia Cat贸lica鈥, escribe San Cipriano, 鈥淣o puedes tener a Dios por Padre si no tener la Iglesia para tu madre鈥.

Todas las almas, purgatorio

Esto se encontr贸 con la resistencia del laico Felicissimus y del presb铆tero Novatus, que provoc贸 la indignaci贸n contra su obispo. San Cipriano excomulg贸 a Felic铆simo y a seis de sus seguidores. En su carta al reba帽o, el santo amonest贸 conmovedoramente a todos a no separarse de la unidad de la Iglesia, a someterse a los leg铆timos mandatos del obispo y a esperar su regreso.

Realiza un comentario