Oración a San Cipriano

Oraciones poderosas a San Cipriano 2020-06-19

Prayer to Saint Cyprian to despair

Pero, además, el mismo interrogatorio que se hace en el bautismo es testimonio de la verdad. Porque cuando decimos: “¿Crees en la vida eterna y en la remisión de los pecados por medio de la santa Iglesia?” queremos decir que la remisión de los pecados no se concede excepto en la Iglesia, y que entre los herejes, donde no hay Iglesia, los pecados no se pueden quitar. Por tanto, los que afirman que los herejes pueden bautizar, deben cambiar el interrogatorio o mantener la verdad; a menos que también atribuyan una iglesia a los que, según afirman, se bautizan.

El P. Stuart ofrecerá misa a las 10.10 horas del domingo. Se les pide a los miembros fieles de la iglesia que se unan a la misa dominical transmitida en vivo desde la vicaría O que lean las lecturas dominicales y ofrezcan intercesiones Y oren por la comunión espiritual y se unan a los miembros de la iglesia en el momento en que se levanta la Eucaristía (10.10 a.m.). Hacerlo, aunque no estemos físicamente presentes en la iglesia, es participar intencionalmente en la Eucaristía y contribuir a la vida del cuerpo de Cristo con devoción y amor por nuestro Señor y por los demás.

Prayer to Saint Cyprian to despair

Todos tenemos que pagar la gran deuda de la naturaleza; Esforcémonos, por tanto, en santa oración, por obtener la resignación a la voluntad divina —– para recibir la muerte y toda tribulación conforme a las dispensaciones de Su Providencia. Siempre que realicemos este acto de resignación con suficiente fervor, podemos esperar ser partícipes de los méritos de los Mártires. Santa la virgen de guadalupe María Magdalena, al recitar la doxología, siempre inclinaba la cabeza con el mismo espíritu que habría hecho al recibir el golpe del verdugo. Esto no significa que las oraciones diarias y la Eucaristía no deben ofrecerse para unir cielo y tierra en cada iglesia parroquial fiel. Como la Eucaristía no debe ser pública, no debe asistir a la iglesia a menos que sea invitado.

Prayer to Saint Cyprian to despair

Dios es maravilloso en sus santos

Y tú también, conservando esta fe y meditando día y noche, con todo tu corazón preparado para Dios, piensa sólo en el futuro, con desprecio por el presente, para que puedas llegar al fruto del reino eterno. y al abrazo y beso, y a la vista del Señor, para que sigas en todo el presbítero Rogatiano, el anciano glorioso que, para la gloria de nuestro tiempo, te abre el camino con su valor religioso y divino. condescendencia, quien, con Felicísimo nuestro hermano, siempre tranquilo y templado, recibiendo el ataque de un pueblo feroz, primero les preparó una vivienda en la prisión y, señalándoles el camino en cierta medida, ahora también va delante de ustedes.

  • Sana todos los recuerdos dolorosos y las repercusiones de las experiencias traumáticas.
  • Elimine todas las heridas, resentimientos, miedos y sentimientos de desesperación y frustración que no se hayan resuelto.
  • Deje que se dé cuenta del significado más profundo de su enfermedad y prueba y guíelo más cerca de usted mientras encuentra consuelo en su corazón amoroso.
  • Que encuentre gozo y paz en medio de su sufrimiento, y con ojos de fe, vea la bendición y la victoria que le esperan.
  • Concédele la gracia de aceptar esta prueba y sufrimiento como parte de tus propios sufrimientos de su alma y los de su familia y seres queridos.

Para que esto se consuma en vosotros, rogamos al Señor en constantes oraciones, que desde el principio hasta los más altos resultados, haga que los que ha hecho confesar también sean coronados. Les deseo, muy queridos y amados hermanos, que me despida siempre de todo corazón en el Señor; y que puedas alcanzar la corona de la gloria celestial. Víctor el diácono y los que están conmigo los saludan. A nuestro queridísimo Cipriano, Félix, Jader, Poliano, junto con los presbíteros y todos los que permanecen con nosotros en la mina de Sigua, salud eterna en el Señor. Respondemos a tu saludo, querido hermano, por Herennianus el subdiácono, Luciano y Máximo nuestros hermanos, fuertes y seguros con la ayuda de tus oraciones, de quienes hemos recibido una suma bajo el nombre de una ofrenda, junto con tu carta.

Ore a San Cipriano para alejar a los enemigos y rivales

Pero debemos saber y recordar que está escrito: “No unja mi cabeza el aceite de un pecador”, que el Espíritu Santo antes advirtió en los Salmos, para que nadie se desvíe del camino y se desvíe del camino de la verdad. Además, ¿qué oración puede ofrecer un sacerdote impío y pecador por un bautizado? ya que está escrito: “Dios no oye al pecador; pero si alguno es un adorador de Dios y hace su voluntad, a éste le oye”. ¿O cómo puede desempeñar funciones espirituales si él mismo ha perdido el Espíritu Santo? Y, por tanto, debe ser bautizado y renovado el que viene sin preparación a la Iglesia, para que sea santificado en su interior por los santos, como está escrito: “Sed santos, porque yo soy santo, dice el Señor”.

San Cipriano de Antioquía

También es necesario que sea ungido el bautizado; para que, habiendo recibido el crisma, es decir, la unción, sea ungido por Dios y tenga en él la gracia de Cristo. Además, es la Eucaristía de donde los bautizados son ungidos con el aceite santificado sobre el altar. Pero no puede santificar a la criatura del aceite, que no tiene ni altar ni iglesia; de donde tampoco puede haber unción espiritual entre los herejes, ya que es manifiesto que no se puede santificar el aceite ni celebrar la Eucaristía entre ellos.

Mientras Justina cumplía con sus deberes entre la comunidad cristiana, pronto se sintió bajo un intenso ataque por demonios desconocidos. Fue acosada por tentaciones, dudas y frustraciones, pero con la ayuda de su sacerdote y compañeros santa misa cristianos, luchó valientemente contra las fuerzas del diablo. Rezó por la intercesión de la Theotokos y buscó protección en la señal de la cruz. A través de mucha oración y muchas lágrimas, Justina siguió siendo una fiel cristiana.

Puede ser útil aquí señalar, con san Agustín, que no es la tortura, sino la causa, lo que hace al mártir. De donde Santo Tomás, en la Summa Theologica, enseña que el martirio es sufrir la muerte en el ejercicio de un acto de virtud. De lo cual podemos inferir que no sólo el que por las manos del verdugo da su vida por la fe, sino el que muere para cumplir la voluntad divina y agradar a Dios, es mártir, ya que al sacrificarse al Señor El amor divino realiza un acto de la más exaltada virtud.

que escribiste, y en el que condescendiste a consolarnos como si fuéramos hijos, con las palabras celestiales. Y hemos dado y damos gracias a Dios Padre Todopoderoso por medio de Su Cristo, porque hemos sido así consolados y fortalecidos por tu discurso, pidiendo desde la franqueza de tu mente que te dignes tenernos en tu mente en tus constantes oraciones. que el Señor supliera lo que falta en tu confesión y en la nuestra, que se ha dignado conferirnos. Te deseamos, querido hermano, una sincera despedida en Dios. Yo Felix escribí esto; I Jader lo suscribí; Lo leí Poliano.

Realiza un comentario