Oraci贸n a San Cipriano 馃 Proteger, Amarrar, Dominar y Dominar

2020-05-19

Contenido

Prayer to Saint Cyprian for reconciliation

La direcci贸n de “quedarse en casa” ha estado sucediendo durante m谩s de dos meses. Es cada vez m谩s dif铆cil y hemos llegado a sentir que estamos “aislados del mundo”.

Prayer to Saint Cyprian for reconciliation

Todas las almas, purgatorio

246, presumiblemente en la v铆spera de Pascua, el 18 de abril. Muchos de nosotros, o tal vez todos, nos sentimos cansados 鈥嬧媎e la atm贸sfera rigurosa de miedo a la propagaci贸n del virus corona.

Las razones de Cipriano para considerar a Cornelio como el verdadero obispo se detallan completamente en el Ep. Iv a un obispo, que al principio hab铆a cedido a los argumentos de Cipriano y le hab铆a encargado que le informara a Cornelius que “ahora se comunicaba con 茅l, es decir, con la Iglesia cat贸lica”, pero que despu茅s titube贸. Evidentemente, se da a entender que si no se comunicaba con Cornelio estar铆a fuera de la Iglesia Cat贸lica. Escribiendo al Papa, Cipriano se disculpa por la demora en reconocerlo; al menos hab铆a instado a todos los que navegaron a Roma para asegurarse de que reconocen y sostienen el 煤tero y la ra铆z de la Iglesia Cat贸lica (Ep. xlviii, 3).

Todas las almas, purgatorio

Prayer to Saint Cyprian for reconciliation

Durante el resto del d铆a su cuerpo estuvo expuesto para satisfacer la curiosidad de los paganos. Pero por la noche los hermanos lo llevaron con velas y antorchas, horarios de misas en usa con oraci贸n y gran triunfo, al cementerio de Macrobius Candidianus en el suburbio de Mapalia. Fue el primer obispo de Cartago en obtener la corona del martirio.

Prayer to Saint Cyprian for reconciliation

Caecilianus al morir encomend贸 a Cipriano el cuidado de su esposa y familia. Cuando a煤n era catec煤meno, el santo decidi贸 observar la castidad y dio la mayor parte de sus ingresos a los pobres. Vendi贸 su propiedad, incluidos sus jardines en Carthage. Estos le fueron devueltos, aparentemente comprados por sus amigos; pero los habr铆a vendido de nuevo, si la persecuci贸n no lo hubiera hecho imprudente.

En el momento de su conversi贸n al cristianismo, quiz谩s hab铆a pasado la mediana edad. Era famoso como orador y defensor, ten铆a una riqueza considerable y ocupaba, sin duda, una gran posici贸n en la metr贸poli de 脕frica. Aprendemos de su di谩cono, San Poncio, cuya vida del santo se conserva, que su semblante era digno santa misa sin severidad y alegre sin efusividad. No fue un pensador, un fil贸sofo, un te贸logo, sino eminentemente un hombre de mundo y un administrador, de vastas energ铆as y de car谩cter contundente y sorprendente. Su conversi贸n se debi贸 a un anciano sacerdote llamado Ceciliano, con quien parece que se fue a vivir.

El proc贸nsul ley贸 su condena y la multitud grit贸: “隆Seamos decapitados con 茅l!” Lo llevaron a los terrenos, a una hondonada rodeada de 谩rboles, al que treparon muchas personas. Luego se quit贸 la dalm谩tica y se la dio a sus di谩conos, y se qued贸 en silencio con su t煤nica de lino esperando al verdugo, a quien orden贸 que se le dieran veinticinco piezas de oro. Los hermanos echaron ante 茅l telas y pa帽uelos para recoger su sangre. Se vend贸 los ojos con la ayuda de un sacerdote y un di谩cono, ambos llamados Julius.

  • Y posteriormente se manifest贸 que estas cosas eran de los sacramentos antiguos, en el sentido de que los antiguos hombres justos oraban de esta manera.
  • Hacerlo permite al Se帽or podar en nosotros todo lo que es indigno e imp铆o, no sea que seamos esos disc铆pulos y ministros que llevan el mal fruto del esc谩ndalo, el mal fruto de alejar a otros del Cuerpo de Cristo, el mal fruto de la indiferencia.
  • Tanto los santos Cornelio como Cipriano se mencionan en la primera oraci贸n eucar铆stica, lo que significa que desde los primeros d铆as de la iglesia, estos hombres fueron venerados por su santidad y por morir por su fe.
  • Hoy la Iglesia celebra las Fiestas de los Santos Cornelio, Papa y Obispo Cipriano.

Con esto probablemente se quiere decir 鈥渆l 煤tero y la ra铆z que es la Iglesia Cat贸lica鈥, pero Harnack y muchos protestantes, as铆 como muchos cat贸licos, encuentran aqu铆 una declaraci贸n de que la Iglesia Romana es el 煤tero y la ra铆z. Cipriano contin煤a que hab铆a esperado un informe formal de los obispos que hab铆an sido enviados a Roma, antes de comprometer a todos los obispos de 脕frica, Numidia y Mauritania a una decisi贸n, a fin de que, cuando no quedara duda, todos sus colegas 鈥. que apruebe y sostenga firmemente vuestra comuni贸n, que es la unidad y la caridad de la Iglesia Cat贸lica 鈥. Es cierto que San Cipriano sosten铆a que quien estaba en comuni贸n con un antipapa no ten铆a la ra铆z de la Iglesia Cat贸lica, no se alimentaba de su pecho, no beb铆a de su fuente. De la fecha del nacimiento del santo y de sus primeros a帽os de vida no se sabe nada.

Todas las almas, purgatorio

鈥擫a protesta del santo surti贸 efecto y los confesores se unieron a Cornelius. Pero durante dos o tres meses la confusi贸n en toda la Iglesia Cat贸lica hab铆a sido terrible. Ning煤n otro evento en estos primeros tiempos nos muestra tan claramente la enorme importancia del papado santa misa en Oriente y Occidente. Tal fue el poder asumido por un antipapa del siglo III. Recordemos que en los primeros d铆as del cisma no se plante贸 ninguna cuesti贸n de herej铆a y que Novaciano s贸lo enunci贸 su negativa al perd贸n a los difuntos despu茅s de haberse hecho Papa.

Realiza un comentario