Libro de Oración del Beato San Cipriano

2020-06-28

Prayer to Saint Cyprian to dominate a man

Lléname de amor y preocupación por mis hermanos y hermanas en Cristo, especialmente por aquellos que viven conmigo. Enséñame a participar cada vez con más reverencia en la santa Misa. Oh Jesús mío, no mires mi ingratitud hacia ti, después de todas tus misericordias, sino vuelve tus ojos a tus propios méritos y a los dolores que has sufrido por mí, desde el pesebre de Belén hasta la cruz del Calvario. Me arrepiento, con toda mi alma, de todas las ofensas que te he ofrecido.

Tu corazón amoroso está lleno de caridad, dulzura y tierna compasión por los pobres pecadores, y te llamamos Madre de la Santa Piedad. Vengo a ti con la mayor confianza en mi dolor y angustia. Dame confianza en tu amor y concédeme lo que te pido si es la voluntad de Dios y para el bienestar de mi alma. Pon tus ojos de lástima sobre mí y sobre todos aquellos con quienes estoy conectado de alguna manera.

Prayer to Saint Cyprian to dominate a man

Oh glorioso San José, obedeciste fielmente la ley de Dios, y tu corazón fue traspasado al ver la Preciosa Sangre que fue derramada por el Niño Salvador durante Su Circuncisión, pero el Nombre de Jesús te dio nueva vida y te llenó. Santísima Virgen y Reina de los Mártires, María, ¡ojalá pudiera estar en el Cielo, para contemplar los honores que te rinden la Santísima Trinidad y toda la Corte celestial!

Oración a San Cipriano por un trabajo en urgente necesidad

Haznos un pueblo santo, irradiando la plenitud de tu amor. Conviértanos en una comunidad, un pueblo que se preocupa, expresando tu compasión. Recuérdanos día tras día nuestro llamado bautismal a servir, con alegría y valentía. Enséñanos a crecer en sabiduría, gracia y gozo en tu presencia.

Prayer to Saint Cyprian to dominate a man

Oración de San Cipriano para romper un hechizo de amor

Todos ellos te los ofrezco, en memoria de los Dolores que sufriste durante tu vida, para que cada pensamiento de mi mente, cada latido de mi corazón sea en adelante un acto de compasión por tus Dolores y de complacencia por la gloria. fuente de ayuda inagotable, tu corazón compasivo conoce un remedio para cada aflicción y miseria que encontramos en la vida. Ayúdame con tus oraciones e intercesión para encontrar un remedio para mis problemas y necesidades, especialmente para. Oh Señor Dios Todopoderoso, mírame postrado ante Ti para apaciguarte y para honrar Tu Divina Majestad, en nombre de todas las criaturas.

  • Pero el enemigo, el que odia a la raza humana, al ver tal vida, envidió sus virtudes y comenzó a hacerle daño, causándole diversas desgracias y dolores.
  • En cuanto a Justina, luchó valientemente por guardar los mandamientos del Señor, y habiendo llegado a amar a su Esposo Cristo, lo sirvió con fervientes oraciones, en virginidad y castidad, en ayuno y gran abstinencia.
  • Aún así, San Ignacio lo hizo bien y fue un pastor bueno y santo, preparando bien a su pueblo para las persecuciones inspirándolos a la devoción, la oración y el ayuno.
  • Entre San Juan y San Pedro, ¡hablamos de grandes sandalias para llenar!
  • Cuando Aedesio se fortaleció en la fe de Cristo, el obispo, al ver su piedad, lo nombró presbítero.

Teresa dedicó gran parte de su tiempo y energía a la reforma de las Carmelitas, para llevarlas de regreso a la plena observancia de la Regla primitiva. Viajó, escribió, luchó, siempre para renovar, para reformar. En sí misma, en sus oraciones, en su vida, en sus esfuerzos por reformarse, en todas las personas a las que tocaba, era una mujer para los demás, una mujer que inspiraba y daba vida. Reza por mí hoy en la santa presencia de Dios y permíteme sentir esa hermosa oración tuya que resuena en mi corazón como la cuerda suave y vibrante de un arpa o laúd, creando una melodía de amor y paz en todo mi ser. Dios de amor y misericordia, nos llamas a ser tu pueblo, nos regalas con tu abundante gracia.

No, pero yo puedo y quiero, sabiendo que Tú te jactas de ser llamado Padre de misericordias, y por amor a nosotros has dado a Tu Hijo unigénito, que se sacrificó a sí mismo en la Cruz, y por nosotros renueva continuamente ese sacrificio de Sí mismo sobre nuestros altares. Y por eso yo, pecador, pero arrepentido; pobre, pero rico en Jesucristo – me presento ante ti, y, con el amor ardiente de los ángeles y de todos tus santos, y con el tierno cariño del Inmaculado Corazón santa misa de María, te ofrezco en nombre de todas las criaturas las misas que ahora se celebran, junto con todas las que se han celebrado, y que se celebrarán hasta el fin del mundo. Arrodillándonos a tus santos pies, oh graciosa Reina del Cielo, te ofrecemos nuestra más profunda reverencia. Eres la hija del Padre eterno, la madre del Verbo Divino y la esposa del Espíritu Santo. Lleno de gracia, de virtud y de dones celestiales eres el casto templo de las misericordias de Dios.

Pero como soy todavía un peregrino en este valle de lágrimas, recibe de mí, tu indigno servidor y pobre pecador, el más sincero homenaje y el más perfecto acto de vasallaje que una criatura humana pueda ofrecerte. En tu Inmaculado Corazón, traspasado por tantas espadas de dolor, pongo hoy mi pobre alma para siempre; recíbeme como participante de tus dolores, y nunca permitas que me aparte de esa Cruz en la que tu Hijo unigénito expiró por mí. Contigo, oh María, soportaré todos los sufrimientos, contradicciones, flaquezas, con los que agradará a tu Divino Hijo visitarme en esta vida.

Prayer to Saint Cyprian to dominate a man

Protégeme de los ataques del mundo, la carne y el diablo. Nuestra Señora de Knock, Reina de Irlanda, le diste esperanza a tu pueblo en un momento de angustia y los confortaste en el dolor. Has inspirado a innumerables peregrinos a orar con confianza a tu divino Hijo, recordando su promesa “Pide y recibirás, busca y encontrarás”. Ayúdame a recordar que todos somos peregrinos en el camino al cielo.

Entonces, lo que deseo ofrecer y compartir con todos ustedes hoy es la “Oración de San Ricardo” COMPLETA y original como la reflexión horarios de misas en usa diaria. Rezo esta oración a menudo, ya que es simple y sincera, y renueva mi fe en Jesús y mi amor por su bondad para conmigo.

Y a mí, como a tanta gente, siempre me han animado esas palabras de oración. Lo que no me di cuenta durante mucho tiempo, y solo redescubrí hace unos años, fue el hecho de que la letra de esa canción, escrita en 1971, en realidad estaba basada en una oración MUY antigua, de los años 1200 en Inglaterra, y escrita por San Ricardo de Chichester… ¡MI PROPIO SAN PATRÓN! … LOLOL… guau, ¿alguna vez amé ese descubrimiento accidental? María nos inspira a ser personas de oración, atentas a la palabra de Dios anunciada y predicada y abiertos al derramamiento del Espíritu, para que podamos decir “sí” a la invitación que Dios nos hace.

Que, como María, hagamos espacio para Dios en nuestro corazón y en nuestra vida. Que también nosotros seamos portadores sagrados de la Palabra para quienes nos rodean.

Realiza un comentario