Libro de Oración del Beato San Cipriano

2020-10-04

prayer to thank saint cyprian

Cuando el Señor los escuche, no los ignorará, y dejarán de ser mis palabras, sino las tuyas. Ahora, al celebrar la oración, encontramos que los tres muchachos con Daniel, fuertes en la fe y victoriosos en el cautiverio, observaron la tercera, la sexta y la novena horas, es decir, para un sacramento de la Trinidad, que en los últimos tiempos tenía que manifestarse. Para la primera hora que va a la tercera muestra el número de la Trinidad consumada, y de la misma manera, la cuarta que pasa a la sexta proclama una segunda Trinidad, y cuando la novena se completa a partir de la séptima, la Trinidad perfecta se numera cada tres horas.

Los preceptos del Evangelio, amados hermanos, no son las enseñanzas divinas, fundamentos para edificar la esperanza, apoyos para fortalecer la fe, alimentos para animar el corazón, timones para dirigir nuestro rumbo, ayudas para la salvación, que, según instruyen a los dóciles. mentes de los creyentes en la tierra, condúcelos al reino celestial. ¿Por qué necesitamos la enseñanza sobre la oración? Debería sernos tan natural como respirar, pero podemos sentirnos ansiosos por ello, y eso tiende a hacernos cohibidos y complicados. ¡Buscamos un libro que nos diga cómo orar en lugar de caer de rodillas y descubrir cómo orar por nosotros mismos!

prayer to thank saint cyprian

Oración a San Cipriano para invisibilizar el cuerpo

Frente a las grandes entidades malignas en toda su fuerza, la sabiduría general sugiere que se llame a un profesional, como San Cipriano en su vida. Si esto es imposible, invoca la presencia del santo. Y en el desempeño de los deberes de la oración, encontramos que los tres hijos con Daniel, fuertes en la fe y victoriosos en el cautiverio, observaron la hora tercera, sexta y novena, por así decirlo, para un sacramento de la Trinidad, que en los últimos tiempos tuvo que manifestarse. Y posteriormente se manifestó que estas cosas eran de los sacramentos antiguos, en el sentido de que los antiguos hombres justos oraban de esta manera.

Nacido en una destacada familia pagana, era un adulto convertido al cristianismo y estaba involucrado en muchas de las controversias de su época. Sin embargo, era inusual en estar interesado principalmente en las necesidades pastorales de su diócesis y en tener una firme convicción de que la oración es “el único refugio del cristiano” contra la corrupción y el vicio. Examina cada petición por turno e insiste en la importancia de reconocer que Dios es siempre “nuestro Padre”, nunca solo “mi Padre”. También tiene algunas observaciones muy pertinentes sobre las condiciones previas, como podríamos llamarlas, para la oración misma. No es de extrañar que influyera tanto en san Benito, cuyo breve capítulo sobre la reverencia en la oración, RB 20, dice mucho en breve.

prayer to thank saint cyprian

Porque a la hora tercera descendió sobre los discípulos el Espíritu Santo, quien cumplió la gracia de la promesa del Señor. Además, a la hora sexta, Pedro, subiendo a la azotea, fue instruido tanto por la señal como por la palabra de Dios amonestándolo a recibir todo para la gracia de la salvación, mientras que antes dudaba de la recepción de los gentiles al bautismo. Y desde la hora sexta hasta la novena, el Señor, siendo crucificado, lavó nuestros pecados con su sangre; y para poder redimirnos y avivarnos, luego logró Su victoria por Su pasión. Además, los que oran no deben acercarse a Dios con oraciones inútiles o desnudas.

Oramos por discernimiento para que podamos elegir líderes que escuchen tu Palabra, vivan tu amor y se mantengan en los caminos de tu verdad mientras siguen los pasos de Jesús y sus Apóstoles y nos guían a tu Reino de justicia y paz. Te lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo y por el poder del Espíritu Santo. Cipriano, Santo Taumaturgo; Santo y hechicero, mártir y mago, bendíceme.

Porque a la hora tercera descendió sobre los discípulos el Espíritu Santo, que cumplió la gracia de la promesa del Señor. Asimismo, a la hora sexta, Pedro, subiendo al terrado, fue instruido por igual por una señal y la voz de Dios amonestando a admitir a todos a la gracia de la salvación, aunque antes dudaba en bautizar a los gentiles. El Señor también, habiendo sido crucificado desde el sexto hasta el noveno, lavó nuestros pecados con Su sangre y, para poder redimirnos y vivificarnos, completó la victoria con Su pasión. Además, la voluntad de Dios es lo que Cristo hizo y enseñó. Humildad en la conversación, constancia en la fe, modestia en las palabras, justicia en las obras, misericordia en las obras, disciplina en la moral, no saber hacer daño y poder soportar uno hecho, mantener la paz con los hermanos, amar.

  • Dios, por supuesto, se preocupa incluso por las trivialidades de nuestra vida, pero nuestro objetivo no es usar a Dios como un genio para resolver nuestras trivialidades.
  • Así, por ejemplo, el centurión Cornelio, cuando oraba, tenía derecho a ser escuchado.
  • Renunciar a una visión individualista de la oración podría abrirle los ojos a la obra constante, poderosa y siempre presente de Dios en el mundo.
  • Nuestro objetivo es elevar las pequeñas preocupaciones, acciones de gracias y peticiones a Dios a lo largo del día para que comencemos a ver nuestras vidas a través de los ojos de Dios, no al revés.

Admitamos que la mayoría de nosotros estamos contentos de recibir sugerencias, pequeñas ayudas en el camino como las que brinda Cipriano. Su tratado sobre el Padre Nuestro es una obra gloria rezo modesta, destinada a personas modestas. Es un recordatorio útil de que la oración es un regalo de Dios, vertida en nuestros corazones en el bautismo y siempre disponible para pedir.

Habiendo determinado estos espacios de horas en un sentido espiritual hace mucho tiempo, los adoradores de Dios estaban sujetos a ellos como los tiempos establecidos y lícitos para la oración. Más tarde se puso de manifiesto que antiguamente existían los sacramentos, porque así lo rezaban los justos de antaño.

Oración a San Cipriano

Pedimos oídos que escuchen el llanto de los niños por nacer y de los abandonados, hombres y mujeres oprimidos por raza o credo, religión o género. Pedimos mentes y corazones que estén abiertos a escuchar la voz de líderes que nos acercarán a tu Reino.

En este momento de prueba y prueba, enséñanos a todos los miembros de la Iglesia a amarnos unos a otros y a ser pacientes y amables. Ayúdanos a llevar la paz de Jesús a nuestra tierra y a nuestro corazón.

Venimos a ti con confianza, sabiendo que verdaderamente eres nuestra madre compasiva, salud de los enfermos y causa de nuestra alegría. Refúgranos bajo el manto de tu protección, mantennos en el abrazo de tus brazos, ayúdanos a conocer siempre el amor de tu Hijo, Jesús. ORACIÓN ANTES DE UNA ELECCIÓN – Señor Dios, a medida que se acercan las elecciones, buscamos comprender mejor los problemas y preocupaciones que enfrenta nuestro país y cómo el Evangelio nos obliga a responder como ciudadanos fieles en nuestra comunidad. Pedimos ojos libres de ceguera para que nos veamos como hermanos y hermanas, uno e iguales en dignidad, especialmente aquellos que son víctimas de abusos y violencia, engaños y pobreza.

Realiza un comentario