El Santo Rosario de la Santísima Virgen María

2020-07-06

Contenido

litanies of the holy rosary

Al hacer una pausa lentamente para considerar cada una de estas alabanzas, podemos maravillarnos de los dones que Dios ha otorgado a Nuestra Señora. Estamos llenos de asombro ante las innumerables gracias divinas con las que está adornada.

De allí vendrá a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Todo cristiano puede manifestar su amor a Dios, a los santos oa María enunciándolos de manera personal, para fortalecer mejor su relación filial con lo divino. una letanía del rosario El Padre Edward Looney reintroduce a los fieles cristianos en la piadosa costumbre de rezar el rosario, promovida por San Luis de Montfort y recomendada por el Bl. Muchas frases de ejemplo traducidas que contienen “la letanía de la Santísima Virgen María” – diccionario español-inglés y motor de búsqueda de traducciones al español.

  • ¡Ten misericordia, escúchanos con gracia, Jesús!
  • Del espíritu de fornicación, líbranos, Jesús.
  • De las trampas del diablo, líbranos, Jesús.

Bloquea todas las cosas que puedan hacernos daño. Cierra mi casa y san benito a mis seres queridos conmigo en los corazones de Jesús y María.

Letanía de Nuestra Señora de Fátima

litanies of the holy rosary

Sufrió bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió al infierno. Al tercer día resucitó de entre los muertos. Ascendió al cielo y está sentado a la diestra del Padre.

litanies of the holy rosary

Dios nuestro Padre, das gozo al mundo por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo. A través de las oraciones de su Madre, la Virgen María, llévanos a la felicidad de la vida eterna.

Dios todopoderoso y eterno, que en el consejo de tu inefable bondad ha designado a todos los fieles, desde el vientre de su madre, un ángel guardián especial de su cuerpo y alma, concédeme que pueda amar y honrar a quien tan misericordiosamente has dado. para que, protegido por la generosidad de tu gracia y por su ayuda, pueda merecer contemplar, con él y todas las huestes angelicales, la gloria de tu rostro en el reino celestial, oraciones poderosas tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Oh Dios, que por la fecunda virginidad de la bienaventurada María ofreciste al género humano las recompensas de la salvación eterna, te suplicamos que conozcamos los efectos de su intercesión, por quien hemos merecido recibir al autor de la vida. , nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo. Sobre todos los Religiosos en su vida de oración, envía tu bendición, oh Señor.

Letanías de la Santísima Virgen María

Te ruego que nuestros días sean como tus días en el santo hogar de Nazaret. Oh Glorioso San José, te escojo hoy como mi patrón especial en la vida y en la hora de mi muerte. Conserva y aumenta en mí el espíritu de oración y fervor en el servicio de Dios.

Te ofrezco, a través del corazón de tu Santísima Madre, el culto de todos los Ángeles y Santos, suplicándote humildemente que repares y renueves en mí y en todos los hombres Tu Imagen desfigurada por el pecado. Oh Señor Jesucristo, Tú has dicho: “Pide y recibirás, busca, y encontrarás, llama, y ​​se te abrirá”. Concédete, te suplicamos, a los que te lo pedimos, el don de tu más divino amor, para que te amemos con todo el corazón, de palabra y de obra, y no dejemos de alabarte. Jesús, nuestro camino y nuestra vida.

litanies of the holy rosary

Oremos, Dios Todopoderoso y eterno: Tú has designado a tu Hijo unigénito como Redentor del mundo y has querido ser apaciguado por su sangre. Concédenos, te lo suplicamos, que podamos adorar dignamente este precio de nuestra salvación y por su poder ser salvaguardados de los males de la vida presente para que podamos regocijarnos en sus frutos para siempre en el cielo. Creo en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por el Espíritu Santo y nació de la virgen María.

Dios Hijo, Redentor del Mundo, ten piedad de nosotros. Desde el siglo XVI, los fieles han rezado esta letanía exquisitamente hermosa en honor a Nuestra Señora que expone muchos de los títulos de María evidentes en la doctrina y devoción católica. Esta Letanía, llamada así por su origen san judas tadeo en Loreto, Italia, es un tesoro de imágenes marianas que cualquier persona puede memorizar. Sin embargo, como cualquier cosa de valor, requiere algo de tiempo y esfuerzo para hacerle justicia, pero es una disciplina que recompensará al memorizador en una vida de sincera devoción.

Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Que nosotros, que honramos la memoria de la Madre de Dios, nos elevemos por encima de nuestros pecados y fracasos con la ayuda de sus oraciones. A ti este día te doy la llave de nuestra morada.

Letanías de la Sagrada Familia

Qué afortunados somos de tener una Madre así constantemente a nuestro lado. A veces podemos usar cada invocación individual de la Letanía como una oración eyaculatoria para recordarle con frecuencia nuestro amor por ella y nuestro deseo de protegerla. Dios de amor, nuestra fuerza y ​​protección, escucha las oraciones de tu Iglesia. Concede que cuando acudimos a ti con fe, nuestras oraciones sean contestadas por Jesucristo nuestro Señor. Cristo, Hijo del Dios vivo, ten piedad de nosotros.

Realiza un comentario