Ann Cipriano

2020-09-05

San Cipriano for my ex to come back

George será extrañado por todos los que lo conocieron. El Sargento Técnico Padilla sirvió 25 años con distinción en la Marina de los Estados Unidos, el Ejército de los Estados Unidos y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Él fue un marinero, soldado y aviador hasta el final, asegurándose de que su cabello estuviera dentro de las regulaciones, la ropa era “vestimenta adecuada” y caminaba y hablaba con honor. La disciplina y el patriotismo que aprendió durante la guerra nunca lo abandonaron, como atestiguarán familiares y amigos. Sylvester nació en Gonzales, Texas el 31 de diciembre de 1924, hijo de Refugio Padilla y Beatrice Longoria Padilla.

A Lola le encantaba viajar por Estados Unidos y el extranjero y tenía talento para la aventura. Para ella era muy importante que se tomara unas vacaciones familiares todos los años. Ya sea solo en la costa de Texas o en Europa, no se perdió un año.

San Cipriano for my ex to come back

Sylvestre era una ciudadana estadounidense de primera generación. Cuando era niño, era trabajador de campo y jornalero. A los 17 años se unió al ejército y se fue a luchar horarios de misas en usa en la Segunda Guerra Mundial. Se aseguró de que su ética de trabajo y su constante “nariz a la piedra de moler” valieran la pena para él y su familia hasta el final.

Él era un proveedor constante y protector para los que amaba. Sylvestre pudo disfrutar de su retiro durante muchos años rescatando varios animales o escuchando su música favorita mientras estaba sentado afuera de su casa que amaba mucho. Lola era una excelente cocinera y le encantaba entretener. Las celebraciones familiares siempre exigían la buena porcelana, y el asado de costilla de pie olía delicioso, incluso para los vegetarianos de la familia.

San Cipriano for my ex to come back

Esposo urgente perdió el hechizo de amor para traerlo de vuelta

Era un electricista de carrera pero también talentoso en carpintería y disfrutaba trabajando en proyectos domésticos. Le la virgen de guadalupe encantaba pasar tiempo con sus hijos, nietos y chihuahuas. Lo extrañaremos mucho y lo recordarán por su gran corazón.

Todos los que lo conocieron y amaron lo extrañarán. Olivia B. Ainsworth, de 81 años, falleció pacíficamente mientras dormía el jueves 19 de marzo de 2020 en San Antonio Texas.

Hechizos de amor de azúcar efectivos que sin duda funcionan

Joey será extrañado todos los días por su madre, Veronica Cantu. Sabemos que Joey está ahora con su abuela materna, Yolanda C. Solis, y es amado tanto aquí en la tierra como en el cielo. Él tenía una relación de larga data con Dios y fue muy bendecido con su fe y sirvió como monaguillo durante muchos años en la Iglesia Católica St. Vincent De Paul. A Joey le gustaba andar en patineta y pasar tiempo con su familia y amigos.

  • Disfrutaba pasar tiempo con su familia y su perro.
  • Debbie era madre, abuela, hermana, hija y amiga.
  • Debbie amaba a su familia, a los animales y a Dios.
  • Después de jubilarse, se mudó a San Antonio para estar más cerca de su hija Jenny y su yerno Nathan.
  • Ella era una gran amante de los perros, tanto ella como Jenny habían comenzado un servicio de pasear perros / cuidar perros en el costado.

Se dedicó a bucear en la costa de Honduras, probando Beaujolais Nouveau en Luxemburgo, bailando en una boda en Jerusalén y recolectando dólares de arena en Port Aransas con entusiasmo. Puede que haya vivido toda su vida en San Antonio, pero sus horizontes eran amplios. Nicanor Rodríguez, nació en La Luz, México el 14 de julio de 1941 y emigró a los Estados Unidos con su esposa Doris a la edad de 27 años. Tristemente falleció el día después de Navidad, el 26 de diciembre de 2019, luego de una larga enfermedad.

Realiza un comentario